sábado, 17 de octubre de 2015

Dijiste que volverías.

Dijiste que volverías.


Dijiste que cerrara los ojos y contara el tiempo, que tu harías lo mismo, que cuando fuera le momento abriría los ojos y tu estarías ahí. Perdí la cuenta, y al abrirlos tu no estabas. Y al querer ir a buscarte me perdí. Porque me quedé dando vueltas con los ojos cerrado. Me quede demasiado tiempo en el mismo lugar. Ahora ya no quiero que vuelvas. Te dije que no iba a estar triste, y... esa fue la única vez que en realidad te mentí.

0 comentarios:

Publicar un comentario